Blog de Cómics, autopublicación, autoexperimentación, desarrollo personal, notícias ocasionales del ambiente del comic nacional y making-off de nuestras propias producciones.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Ergocomics - Resumen fin de Año



Tras el evento de la Furia del Libro, con Carlos Reyes (y posteriormente Christiano), compartimos unas cervezas en un local de Bellavista. De entre otras cosas que se comentaron, quedó el permiso de subir aquí la editorial de Ergocomics dentro de lo que fue el resumen del 2009. Creo que es un excelente resumen y arenga para el año que viene. Que lo disfrutéis.

Fuente: Ergocomics

EL FIN DE UN AÑO AUSPICIOSO

Se acaba un 2009 impresionante.

Y es algo que he venido repitiendo cacofónicamente hace al menos un par de años en cada nuevo "Anuario del Dia de la historieta".

Nuevos eventos surgen en diversas regiones del país, desde la nortina Arica hasta la sureña Concepción, nuevas y cada vez mejores ediciones se publican y un creciente interés sobre narrativa gráfica, comic o historieta surge por doquier (da lo mismo como le llames) y se siente en el ambiente.

Lo que sin embargo no puede tener otros nombres que la disfracen es la enorme tarea que se perfila. Época de conquista, momento de gestar profesionalismo y ganar calidad.

Sí, pues mientras nuestra historieta se abre a nuevas temáticas y estéticas renovadoras, persiste aún un tufillo que nos ata a un pasado amateur que asume al lector como alguien poco exigente capaz de aceptar cualquier cosa. Y esto es algo que debe cambiar. Sin trabajo de verdad, sin nuevos públicos conquistados, no habrá historieta que valga.

Las quejas para mí ya son historia aburrida y pasada. Quienes se siguen quejando, tal vez sea porque tienen demasiado tiempo para hacerlo en lugar de sentarse a la mesa de luz y producir calidad o bien porque no les gusta que otros si tengan la suerte de publicar, en una gran o pequeña casa editorial o en la maravillosa autogestión del fanzine propio. Es hora de reflexionar y hacer, dialécticamente y no de devaneos mentales ni llantos quejicas.

Si la historieta chilena es buena o deficiente, si retrocede o conquista nuevos espacios es por lo que cada uno de nosotros está haciendo aquí y ahora. La distribución va mejorando, las ediciones son cada vez más profesionales y los precios no lucen excesivamente más caros que los de cualquier libro.

Han nacido noveles casas editoriales dedicadas exclusivamente a narrativa gráfica y que han comenzado a publicar con periodicidad:Feroces Editores, Mythica Ediciones, Arcano Cuarto, Wirin editor, y la remozada Visuales, son claras muestras de los renovados bríos de los nuevos tiempos con sus ediciones de variados tonos: Me llaman Pulp!, Zenit, Mortis, Una novela Ecuestre, Zombies en la Moneda, Tauca, ¡Ay Tierra!, Ronckanblus, Supercifuentes, etc . Incluso algunas de las editoriales más grandes apostaron y siguen apostando por la historieta: Quique Hache, Dosis diarias, Aravco y la colección Plop, son tan sólo algunas pruebas de ello.

Sin olvidar las decenas de imprescindibles fanzines, verdaderas incubadoras de nuevos creadores.

Recientemente varios autores de historieta comienzan a recibir variados galardones como el Apes y otros inusitados premios, como el Walt Whitman, obtenido inéditamente por el dibujante Gabriel Rodríguez.

Hoy se habla de historieta, se discute de historieta, se pelea sobre historieta, se piensa en historieta... porque está más viva que nunca.

Y lo mejor de todo: Esta nueva historieta chilena no es producto de ningún genio del marketing que nos ha descubierto para regocijo de su bolsillo, no es una invención mediática. Sea lo que sea que somos hoy día, es de verdad y somos los protagonistas.

De nuestro trabajo en el presente, depende la cosecha del futuro.

¿Vaya que da coraje no?

Suerte y éxito

CDC

3 comentarios:

Gonzalo Martinez dijo...

Amén...

Docolomansky dijo...

hell yeah!

Diego Jourdan dijo...

Me parece que jamas ha habido en Chile historietas producto de "genios del marketing"... ojala este no sea otro "boom" de corta vida como el de 1997, el del 2000, etc.